Alimento sano: nueces

Conocidas por su alto contenido en ácidos grasos omega-3, las nueces previenen cardiopatías, cánceres, artritis, dolencias de la piel y trastornos nerviosos.
A diferencia de la mayoría de los frutos secos, las nueces son más ricas en grasas poliinsaturadas que monoinsaturadas. Las grasas poliinsaturadas que contienen son principalmente grasas esenciales omega-3, en forma de ácido alfalinoleico. Una ración de 30 gr. aporta más de la cantidad diaria recomendada. Un consumo adecuado y equilibrado de grasas omega está asociado a la protección contra el envejecimiento, las enfermedades cardiovasculares, los cánceres, la artritis, las afecciones cutáneas y enfermedades del sistema nervioso. Para quienes no comen pescado ni aceites de pescado, es importante tomar grasas omega-3 procedentes de otras fuentes, como las nueces, las semillas de lino y la soja.

  • Constituyen una buena fuente de fibra y vitamina B.
  • Son ricas en grasas omega-3 y antioxidantes.
  • Son una buena fuente de diversos minerales importantes.
  • Pueden reducir el colesterol “malo” y la presión sanguínea, y aumentar la elasticidad de las arterias.

Consejos prácticos
Sus altos niveles de grasas poliinsaturadas hacen que se pongan rancias muy pronto. Cómprelas con cáscara y, si es posible, consérvelas en el frigorífico y consúmalas cuanto antes. No las compre trituradas, ya que se oxidan antes. Lo mejor es comerlas crudas como aperitivo, en muesli o con yogur y fruta.

¿Sabías que…?
El tipo de nuez comestible más popular es la Juglans regia o nuez común. Las nueces blancas y negras también son comestibles, aunque resulta difícil cascarlas.

Valor nutritivo de 30 gr. de nueces

Kcal 196 Vitamina B6 0,16 mg
Grasas totales 19,5 g Calcio 29 mg
Proteínas 4,5 g Potasio 132 mg
Carbohidratos 4 g Magnesio 47 mg
Fibra 2 g Hierro 0,9 mg
Niacina 0,3 mg Zinc 0,9 mg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *